Cualidades de la carne de Pavo

 

 

La carne de pavo es considerada como un alimento proteico ligero por su bajo contenido de colesterol, es un alimento sano debido a su calidad nutricional por lo que su consumo se ha direccionado hacia los niños, las mujeres embarazadas, los deportistas, los ancianos y en general a todas aquellas personas que se preocupan por su estado físico y su salud. (Aleson, 1994; Cantaro, Sánchez & Sepulveda, 2010).

    • Es una buena opción para mantener un buen estado físico y nutricional.
    • Bajo en grasa y colesterol
    • Bajo nivel de colesterol. (Dependiendo del corte contiene entre 16 y 28 mg de colesterol por cada 100 gramos de carne de pavo)
    • Poca grasa (Dependiendo del corte contiene entre 0,6% y 16% de grasa por cada 100 gramos de carne de pavo)
    • Poca grasa dependiendo del sexo del animal y las características de la dieta, la grasa que tiene está localizada bajo la piel por lo que puede retirarse fácilmente lo que facilita su digestibilidad.

 

 

 

Buena fuente de proteína

 

Una porción de carne de pavo aporta el 65% del requerimiento recomendado de proteína al día, es la carne con mayor contenido proteico,

Contiene mayor cantidad de riboflavina y niacina. Una porción de pavo diaria aporta el 36% de la cantidad de vitamina B3, desempeñando  un papel importante en el procesamiento de las grasas del cuerpo.

Dependiendo del corte contiene entre el 20% y 25% de proteína por cada 100gramos de carne de pavo

Buena Fuente de aminoácidos esenciales

 

 

Buena fuente de vitaminas y minerales

 

El pavo aporta el 27% de los requerimientos diarios de vitamina B6, ayudando a mantener los niveles de azúcar constantes en la sangre.

Contiene selenio, elemento esencial para una adecuada función de la glándula tiroides y el sistema inmune, además cumple una función antioxidante ayudando a eliminar radicales libres que participan en el desarrollo del cáncer, el hierro, fósforo, potasio, magnesio y cinc;

Contiene el hierro, fósforo, potasio, magnesio y cinc; el potasio, junto con el sodio y el cloruro, forman las sales esenciales o electrolitos que contribuyen al equilibrio de los fluidos corporales.

El potasio es importante para el ritmo cardíaco, la síntesis proteica, el funcionamiento muscular y del sistema nervioso.

El magnesio es esencial para todos los procesos bioquímicos del organismo, como el metabolismo, la síntesis de los ácidos nucleicos y las proteínas. Participa en la reparación y mantenimiento de las células, es necesario para la contracción y relajación de los músculos.

El cinc mejora el sistema inmunitario de los niños lo que optimiza la respuesta a enfermedades e infecciones

 

 

Ácidos grasos cardiosaludables.

 

El pavo contiene ácidos grasos «cardiosaludables» o grasas insaturadas, ayudando a proteger la salud del corazón. Las grasas insaturadas ayudan a reducir en el organismo el nivel de colesterol «malo»